Últimos temas
» ACADEMIA NUEVO ECLIPSE LUNAR [Elite]
Lun Dic 12, 2011 4:45 pm por Lune Dior

» Scream in silence {FORO NUEVO!!}[Normal]
Miér Nov 23, 2011 7:54 pm por Invitado

» Vipera Evanesca [Recién Abierto - Época de los Fundadores] // Afiliación Élite
Mar Nov 22, 2011 12:29 pm por Invitado

» Hogwarts Style: DENEGACIÓN
Miér Nov 09, 2011 10:38 am por Invitado

» Hogwarts New War {Afiliacion Normal} Nuevo Personajes Cannon libres
Sáb Nov 05, 2011 3:14 pm por Invitado

» What you Want {+18} { The Vampire Diaries RPG } { ¡FORO NUEVO! } { Afiliación Normal }
Mar Nov 01, 2011 5:35 pm por Invitado

» Ángel Guardián +18/Foro nuevo/ {Normal}
Lun Oct 31, 2011 2:24 pm por Invitado

» Tarantallegra ~ Afiliación Normal
Vie Oct 28, 2011 7:43 pm por Invitado

» Imprimación {#} { The Twilight Saga } { ¡Reapertura-NUEVO! } { Afiliación Normal } - ¿Y si el clan Cullen hubiera desaparecido...?-
Dom Oct 23, 2011 6:43 pm por Invitado


Un lugar realmente increible. Capitulo 2: Una chica realmente maravillosa.

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Un lugar realmente increible. Capitulo 2: Una chica realmente maravillosa.

Reí un poco ante su uso de la palabra “rescatarme”, y el hecho de que era un término totalmente correcto era lo que lo hacía tan gracioso.
-Cuento con su ayuda- Dije soltando su mano despacio, casi en una caricia y ofreciéndole el brazo con elegancia. Con la otra mano usé la varita y un conjuro protector para que pudiésemos llegar hasta el castillo secos. – Mientras caminamos me gustaría saber más cosas sobre vos, sobre la vida en Hogwarts, cosas como por ejemplo ¿Qué le gusta hacer para divertirse o qué profesores son los más exigentes?-
Sin duda Emmeline debió de pasar por algo parecido al llegar a Hogwarts en su momento y por ello debía de saber como me sentía por ser un recién llegado, incluso a pesar de no poder saber el resto de las circunstancias que habían causado que cambiara de colegio a tan solo dos cursos de terminar. De hecho, llegar nuevo a un curso tan avanzado seguramente fuese incluso más duro ya que los grupos de amigos, conocidos e incluso parejas ya tendrían una historia y unas interrelaciones entre ellos e incluso con el profesorado en las que un nuevo elemento, ajeno a todo ello, no siempre tiene porque encajar o simplemente ser bien visto y, francamente, esa era una de las razones por las que ir a Inglaterra me pareció tan buena idea, nadie me conocía y por lo tanto nadie se vería obligado a tratarme de manera especial a causa del accidente. Lo que menos me apetecía era dos años en las que la gente a causa de los lazos que nos pudiesen unir, con toda su buena intención, sintiera lástima y me recordaran permanentemente con acciones de buena fe pero contraproducentes que mis padres ya no estaban. Significaba renunciar a amigos y familiares temporalmente pero a cambio pensaba en ganar en tiempo a solas, “anonimato” y espacio personal para dar los pasos en la buena dirección que diría Mireille, pero a mi ritmo. Ese era mi plan base.

Si, todo aquello sonaba bien, pensaba mientras caminábamos por el hall des castillo para luego ir subiendo las impresionantes, aunque poco prácticas escaleras rumbo a la cuarta planta. Pero si tan bien sonaba, ¿Por qué desde hacía menos de media hora mi necesidad tan acuciante de soledad y espacio había desaparecido? ¿Dónde habían quedado?. Mi mirada se cruzó de nuevo con la celeste de la hermosa chica rubia que me acompañaba a modo de respuesta, las había perdido en algún lugar de la inmensidad de esos ojos. Sonreí, por lo menos sabía donde ir a buscarlas si es que las necesitaba.
Prestaba mas atención a las palabras de Emmeline que a la decoración o a cualquier otra cosa, incluidos los alumnos que bien, caminaran solos o en grupos, nos encontrábamos a nuestro paso. Si que me fijé en que a nuestro paso algunas miradas se posaban en nosotros y que al dejar a tras a las fuentes de dichas miradas se escuchaban susurros y risitas amplificados por la magnitud de las estancias. Seguramente debidas a conclusiones precipitadas que estaban lejos de molestarme. Fue un paseo muy agradable del que disfruté cada segundo del contacto y cercanía de Emme, de su agradable sonrisa y cruces de miradas continuos que llevaban a la punta de mi lengua palabras de elogio que contenía a duras penas para evitar incomodarla, aunque al final terminarían saliendo, de eso estaba seguro.
Cuando entramos a la sala de estudio la encontramos vacía. Decenas de mesas se encontraban entre las filas de estanterías, incluso aunque hubiera más gente la disposición de tales muebles hacía muy sencillo encontrar rinconcitos discretos. Allí en ese momento solo estábamos millares de libros, Emmeline y yo. Era perfecto. Sabía que tras haberle pedido que me hablara de ella llegaría mi turno de responder a sus preguntas. De nuevo no me importaba, no si era ella la que preguntaba. No había dejado de sonreír, sinceramente desde hacía rato.

Mensaje por Victor Delacroix el Dom Oct 02, 2011 3:10 am

avatar
Hufflepuff
Hufflepuff

>Mensajes : 30

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.